Sobre Vértice
Del 10 de Octubre al 11 de Noviembre del 2018

La intersección, la colisión, la coincidencia, el enlace: metáforas del cruce de trayectorias que se puede representar con la grafía del vértice. Ahí donde suceden los afortunados encuentros de las artes y de otros campos ocurre la transdisciplina, acompañada por la experimentación y la vanguardia. Este festival es una muestra de lo más sobresaliente de esas sincronías. Cuenta con una programación conformada por fenómenos culturales que se inscriben en las áreas de la literatura y las técnicas vocales expandidas, la música contemporánea, la danza y el teatro experimentales, así como en las plataformas transmedia.

En esta edición, trazamos una conexión con el pasado, revisitando géneros artísticos clásicos y resignificándolos por medio de artistas o de comisiones que nos obligan a pensar de nuevo los límites de lo establecido.

Hemos invitado a ensambles musicales de muy sólida trayectoria como la agrupación estadounidense JACK Quartet, dedicada a la música contemporánea para cuerdas, cuyos integrantes han interpretado complejas obras de algunos de los más destacados compositores: Xenakis, Haas, Lachenmann o Reich. De igual manera, los neoyorkinos de Bang on a Can exploran el camino minimalista desde Reich hasta Glass con un estilo muy particular que desafía los límites de la música de cámara. Se convierte en tradición el Ensamble Vértice, agrupación formada exprofeso para este encuentro, con instrumentistas de alto nivel que rara vez confluyen, para interpretar obras de Stockhausen, Romitelli y Feldman.

La experimentación vocal queda en primerísimo lugar con la soprano Sarah María Sun, cuya repercusión mundial la ha llevado a trabajar bajo algunas de las más reconocidas batutas, mientras que Susan Narucki nos ofrece la oportunidad de contar con un taller especializado en John Cage. Y el espectáculo Dada Divas señala a las maravillosas mujeres dadaístas cuyos nombres quedaron ocultos tras los de aquellos hombres que se llevaron las palmas de la vanguardia.

En el terreno de la ópera destacan dos producciones que sub - rayan personajes femeninos que resistieron la opresión: el es - treno mundial de Luciérnaga, sobre la figura mítica de Alcira, la poeta que soportó un encierro de doce días en la UNAM mientras el ejército allanaba la autonomía universitaria, oportuno recordatorio de lo que sucedió en 1968. También la ópera Harriet, defensa de los derechos humanos y civiles, homenaje a Harriet Tubman, la esclava prófuga que dedicó su vida al rescate de otros esclavos.

La danza se interna en los recovecos de nuestra percepción: The Cult of Personality, nos ofrece desde Austria una interrogante en danza sobre lo que hemos hecho de nuestras identidades al someterlas al imperio de lo digital. Mientras que la coreógrafa Deborah Hay vuelve sobre su larga trayectoria para replantearse el significado de la lentitud y el silencio y la Vertigo Dance Company, de Israel, nos adentra en el contraste ejemplar del ruido, la música y los cuerpos en movimiento. Al final, el suizo Gilles Jobin arre - bata al espectador para perderlo en los laberintos de la realidad 4 5 virtual con una experiencia inmersiva dancística que lo sustrae de todo referente.

El teatro experimental nos conduce a la intensa y paradójica obsesión contemporánea con la comunicación en la era de la selfie, el argentino Gael Policano Rossi despliega dos piezas que transitan por salas de chat, Twitter, Facebook y sitios web, donde la búsqueda del amor se confunde con el capricho y el vacío.

Vértice también enmarca dos experiencias teatrales que interrogan a la tradición, aunque desde muy distintos puntos de mira. Celebramos el 4to. Encuentro de Experimentación Dramatúrgica y Creación Escénica TRANSDrama, oportunidad para que a través de talleres y conferencias magistrales el público y los especia - listas puedan replantearse desde dónde y hacia dónde se puede escribir teatro hoy. El proyecto Beckett Transdisciplinar, iniciativa que recuerda la figura del dramaturgo irlandés para traerla de vuelta y admirar el corpus de su obra con los ojos del presente y desde la transdisciplina, ofrecerá el 4º Congreso Anual de la Sociedad Samuel Beckett: un encuentro académico con invitados internacionales, paneles de discusión, conferencias y montajes de sus obras dramáticas. El proyecto se enmarca en la Cátedra “Max Aub”, trasndisciplina en arte y tecnología, que también auspicia dentro de Vértice el montaje de un monólogo de Aub, un encuentro de expertos nacionales e internacionales sobre plataformas transmediales y un panel de discusión sobre la historia del uso de dispositivos electrónicos en el arte. Estos dos últimos, al igual que Luciérnaga, Movimientos aleatorios. Cage y Cunningham en el 68 y los dos estrenos mundiales de Cristina García Islas y de Érika Vega forman parte de las actividades para conmemorar los cincuenta años del movimiento del 68.

La literatura expandida reúne a dos “entidades” nacionales, si cabe el guiño para referirnos a las nuevas formas de creación literaria: Horacio Warpola y el colectivo Broken English con dos figuras internacionales, la poeta y experta en performance estadounidense, Tracie Morris y el escritor computacional argentino Milton Läufer. Cada uno ofrecerá un acto performático propio, pero todos habrán de coincidir en un panel de discusión que cuestionará los horizontes de la literatura creada más allá de las capacidades humanas. El cine estará presente a través de un ciclo, gracias al apoyo de la Filmoteca de la UNAM, que sitúa a los artistas en el centro de las preocupaciones de los cineastas, ya sea a través del documental, la ficción, la video-instalación o la creación colectiva. Con esta mirada que examina la tradición y ofrece algunas de las manifestaciones más actuales de la experimentación y la vanguardia, Vértice pretende trascender los compartimentos de los géneros, las disciplinas y las categorías para plantearse la pregunta fundamental de todo momento crítico en la producción artística: ¿hacia dónde nos dirigimos?